Buscar en Archivo

En el HCD Arrieta explicó su posición sobre la emisión de deuda

Convocado por la presidencia del Honorable Concejo Deliberante, Gustavo Arrieta adelantó ante la comunidad de Cañuelas la postura que expresará en la Cámara de Diputados de la Nación en la discusión sobre la propuesta de ley que busca autorizar la emisión de deuda por 15.000 millones de dólares para acordar con los Fondos Buitres y el proyecto de derogación de la Ley Cerrojo, a discutirse la próxima semana en la Cámara Baja.

En el HCD Arrieta explicó su posición sobre la emisión de deuda

Convocado por la presidencia del Honorable Concejo Deliberante, Gustavo Arrieta adelantó ante la comunidad de Cañuelas la postura que expresará en la Cámara de Diputados de la Nación en la discusión sobre la propuesta de ley que busca autorizar la emisión de deuda por 15.000 millones de dólares para acordar con los Fondos Buitres y el proyecto de derogación de la Ley Cerrojo, a discutirse la próxima semana en la Cámara Baja.

“Los cañuelenses tuvimos la oportunidad de participar de una discusión de un tema de importancia nacional, como ya lo hicimos con la ley de medios, los archivos de la memoria o la política de desarrollo. Lamentamos que la oposición no haya interpretado la importancia de la convocatoria y no se haya hecho presente”, señaló el presidente del Concejo Deliberante, Maximiliano Mazantti.

Al dictarse el dictamen favorable del plenario de comisiones de la Cámara de Diputados al proyecto que deroga la Ley Cerrojo y el Pago Soberano, Gustavo Arrieta exhibió su pensamiento en el Salón Manuel Belgrano del Honorable Concejo Deliberante ante la presencia de referentes políticos locales, funcionarios municipales, concejales, consejeros escolares, organizaciones sociales y vecinos.

En las primeras reflexiones vertidas en la tardenoche, Gustavo Arrieta señaló que “esta Ley propuesta por el Gobierno nacional va a condicionar a nuestro hijos y a nuestros nietos. Van a hacerse cargo de la herencia de ese ley quienes todavía no nacieron”.

También, realizó un repaso minucioso de las negociación del canje de deuda concretados durante los años 2005 y 2010 que renegociaron exitosamente el 92 % de la deuda argentina.

Tras el detalle de las precisiones técnico-financieras sobre la reestructuración de deuda para el 7.6% de los acreedores Arrieta sostuvo que “el proyecto de ley requeriría emitir una deuda de 15 mil millones de dólares para pagar en efectivo a los portadores de la deuda, más U$s 8.000 millones para los servicios de la deuda caídos por el fallo de Griessa y otros U$s 5.000 para devolución de capital a los pools de bancos que le anticiparon fondos al gobierno actual. Vamos a emitir casi 30 mil millones de dólares sin generar inversiones para el país”.

“Argentina debe pagar la deuda, pero aceptar estas negociaciones va a condenar las futuras generaciones del país, retrocediendo económicamente a lo peor de nuestro pasado. Los fondos buitres nos quieren ver de rodillas para que nunca más aparezca un Kirchner en el mundo a imponer límites en las negociaciones. Buscan quebrar a las economías latinoamericanas más fuertes, Brasil y Argentina, porque las pobres economías europeas ya no son negocio”.

Ante las definiciones y la formulación de inquietudes de los presentes, Arrieta aseguró que “la Ley de Pago Soberano es un reaseguro de la continuidad democrática y el mejor mecanismo para asegurarnos no tropezar otra vez con la misma piedra. La primera exigencia de quienes se esconden detrás de Griesa es la derogación de la Ley de Pago Soberano, porque si se multiplica en Latinoamérica y en países emergentes le cerraría la puerta al mercado financiero para futuros endeudamientos. En Latinoamérica se construyó una etapa de crecimiento muy fuerte y había que terminar con esta experiencia de desarrollo político y económico autónomo”.

Sobre el posicionamiento de otros sectores políticos con participación en Diputados, agregó que “llegó el momento de tomar decisiones. Se bien con quien quiero estar y con quién no. Las propuestas alternativas con condicionamientos menores a futuro, también son contrarias a los intereses nacionales. Quizá después de la votación sea tarde para reparar algunas cosas, pero nuestros pueblos van a dar señales, porque la herida social que deja el sistema de endeudamiento tarda entre tres y cuatro generaciones en cicatrizar. Lamentablemente, las consecuencias para la comunidad con este esquema de endeudamiento es la recesión y la inflación, con menor capacidad de consumo y más pobres”.

Para cerrar la exposición abierta al pueblo, Gustavo Arrieta confirmó su decisión a tomar, probablemente el martes próximo dependiendo de la dinámica de la Cámara de Diputados de la Nación, durante su primera sesión como diputado nacional por el Frente para la Victoria: “absolutamente convencido de las ideas que me trajeron hasta acá, por las mejores tradiciones del movimiento nacional y popular; ante los cuadros de Belgrano, Alfonsín, Perón y Néstor, por las generaciones frustradas que dejaron de creer en la política, y con el empuje de nuestros 30.000 desaparecidos que siguen presentes vengo a reafirmar mi voto en contra de los Fondos Buitres, en contra de la especulación financiera, en contra de sectores importantes de mi comunidad y de mi Patria. Voy a votar en contra de la derogación de la Ley Cerrojo y en contra del acuerdo que propone el Gobierno nacional”.

Gacetilla Nº 3352 - 10 de Marzo de 2016 - Subsecretaría de Comunicación Ciudadana

footerprensa

Cañuelas es nuestro lugar en el mundo, es un distrito donde conviven tradiciones, costumbres y valores con una comunidad inclusiva e integradora en permanente desarrollo y crecimiento. Instituciones, gobierno, industria, empresas y emprendedores, comerciantes y productores, educadores y jubilados, vecinos y vecinas todos queremos un Cañuelas cada día mejor #CañuelasEntreTodos!